El Meneíto o la Teoría de la Triple Afirmación

Quien ha visitado la India ya sabe de lo que hablo. Como cualquier otro rasgo genético distintivo, la población local, probablemente exenta de un hueso en las cervicales, menea la cabeza hacia los lados a gran velocidad. Lo hacen para casi todo, ya que lo mismo expresa afirmación que confirma que están siguiendo el hilo. En ocasiones parece enfático de algo que ya han dicho, e incluso puede, acompañado por la sacudida de una mano ser lo más parecido a un no.

Esa es otra cosa que en general aquí no se hace: Decir que no. Así que cuando alguien no quiere hacer algo, en lugar de decírtelo, empieza a acumular una infinita retahíla de excusas, problemas e impedimentos con expresión hasta que llegada la extenuación, abandones tu propósito.

Y de ahí la permanente situación de inconsistencia, la sostenida posibilidad de sorpresa, y la sensación de que nada está del todo claro.

Por eso estoy empezando a desarrollar un método, no infalible, tendré que pulirlo, para saber si me han dicho que sí, que no, si me van a traer lo que he pedido, etcétera. Así surgió la teoría de la triple afirmación. Preguntar varias veces lo mismo a la misma persona, no menos de tres, y obtener exactamente la misma respuesta, apunta a que efectivamente, tienes una respuesta.

Conseguir una triple afirmación de tres personas distintas, empresa que puede llegar a ser dura de completar, casi te garantiza que sí, que la parada del autobús está ahí delante, a unos metros.

No valen las respuestas parecidas, no indican nada. Las respuestas opuestas son una vuelta a la casilla de salida o una fe ciega en tu intuición, que tendrá que elegir… Eso o tiras una moneda al aire. Afortunadamente, también aquí sólo tienen dos caras.

En cualquier caso desarrollarás la paciencia y seguramente, por una cuestión de mera supervivencia acabarás afinando bastante la intuición. Me pregunto si algún día desentrañaré los misterios del meneíto o perderé la rigidez espinal que me impide soltar mi cráneo como un tentetieso para poder al menos desconcertarlos.

Mientras algo de esto ocurre puedo contaros algún caso en que me hubiera sido de la mayor utilidad.

Y es que los obreros que solo iban a estar dos días más (¿sí? Meneíto. ¿Dos? Meneíto. Dos entonces. Meneíto – meneíto) estuvieron solo dos días más si contamos desde dos días antes de que desaparecieran.

Llegábamos un día y un cable eléctrico atravesaba la habitación; otro la escalera dividía el vano de la puerta como si fuera un establo vaquerizo;

Esto un día cualquiera de los que ya no iba a haber obra

Esto un día cualquiera de los que ya no iba a haber obra

otro, satisfecha al no encontrar trampas, cables o chispas de soldadura pensaba, ¡qué bien!, hoy me sentaré en mi silla a estudiar, sólo para dar la media vuelta al ver a dos señores (good afternoon, meneíto y meneíto) encaramados por fuera de una de nuestras ventanas, mirándome perplejos como si fuera yo la que no pintaba nada allí.

Y por más que preguntábamos, la respuesta de cuando se acababan las obras era alternativamente el meneíto, o dentro de dos días.

Algo similar ocurría con la lavadora, cuyo atribulado responsable ponía a funcionar a tu señal, pero sólo el programa que le habían indicado: 2 horas y pico a 60 ºC:OLYMPUS DIGITAL CAMERA

  • Mira, que no es necesario. Que para esta ropa vale con 45 minutillos y en frío. Meneíto.
  • La ponemos así entonces, ¿sí? … y otro meneíto.
  • Si no, la pongo yo… Meneíto con sacudida de mano. Es que yo estoy encargado…
  • Vale, pues tú, pero programa corto, ¿eh? Meneíto, meneíto y ni que decir tiene que la ropa que salió de aquella lavadora nunca más fue apta para humanos en edad adulta. Eso sí habrían hecho las delicias de cualquier Ken o Barbie.

Ah, y no hay que despistarse. El meneíto es harto peligroso asociado a los medios de transporte. No hay que confundirse:

  • El meneíto no significa que hayan entendido a donde te tienen que llevar.
  • El meneíto puede indicar o no, que han aceptado tu precio. Aquí puede ser útil la teoría de la triple afirmación. En otros casos te das cuenta de que era un no al ver el humo del rickshaw alejándose de ti.
  • El meneíto asociado al nombre del sitio al que quieres ir en un diálogo digno de los hermanos Marx: ¿Kovalam? Kovalam (meneíto), ¿Kovalam? Kovalam (meneíto)… y así, suele ser un indicativo de estar en el bus o la dirección correcta.

En cualquier caso, y mientras no aprenda a hacerlo yo igual de bien, de vez en cuando siempre me queda el recurso de sonreír y decir alguna payasada en español. Otra cosa puede que no, pero aquí sí que casi seguro, recibiré una sonrisa de vuelta.

Anuncios

6 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. indiganda
    Mar 25, 2013 @ 13:07:54

    jajjajajaja!! me parto! Yo creo que hablar no te hace falta… con gesticular llega!!

    Responder

  2. belen
    Mar 21, 2013 @ 18:39:57

    Jajajaja. que bueno.Tere, seguro que dentro de nada, acabas aprendiendo su lenguaje corporal con tanto meneíto.Cuidate.

    Responder

    • mariate1970
      Mar 22, 2013 @ 14:08:03

      Hola Belén! :D. Como se me suelte la vértebra me voy a preocupar, que a estos se les aguanta la cabeza igual, pero a mi… o sé, no sé…. Gracias. Cuídate tú también. Besos

      Responder

  3. David
    Mar 21, 2013 @ 18:24:26

    Juaasssss!! Me parto con el meneíto y tu teoría sobre el mismo! Por lo menos estás aprendiendo nuevas formas de comunicación además de las orales. Ya sabes que preguntando se llega a Roma y meneíto a meneíto al menos a la parada del bus. Miles de besos.

    Responder

    • mariate1970
      Mar 22, 2013 @ 14:06:28

      De verdad que es que son la monda.
      Y yo ahora estoy encantada, porque en la clínica hay un ambiente muy bueno y me tratan muy bien, y ellos están encantados porque soy accesible y me fríen a preguntas y estamos siempre de coña.
      La verdad es que releyendo éste me reía hasta yo, jajaja. Besos

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: